Perfiles de Aluminio

Los Perfiles de Aluminio son producidos por un proceso llamado Extrusión, en el cual el aluminio es conformado por una prensa hidráulica de gran capacidad que lo fuerza a pasar por una matriz de acero con la forma deseada.

Los Perfiles pueden ser fabricados de distintas aleaciones lo cual posibilita lograr diferentes cualidades según la aplicación que se desee.

Para adecuarse a la aplicación deseada, los perfiles de aluminio pueden recibir distintos acabados. Los dos más importantes son el anodizado y la pintura electrostática.

La anodización es un proceso de transformación de la superficie del aluminio que le da una apariencia atractiva, gran resistencia a la abrasión y estabilidad en el aspecto. El proceso puede mantener el color natural del aluminio u obtener colores como el Bronce, Champagne y Titanium.

La pintura electrostática, en cambio, aplica una capa uniforme sobre la superficie del aluminio, posibilitando la obtención de prácticamente cualquier color con total garantía de adherencia, resistencia y estabilidad.

La aplicación más común de los perfiles extruidos es una variedad de productos para la construcción civil, como ventanas, puertas, fachadas, estructuras, y muchos otros.

Más, en otros segmentos de actividad, hay igualmente muchas aplicaciones: carrocerías para vehículos de transporte de carga y pasajeros, componentes para bicicletas, piezas automotrices, disipadores de calor, elementos para electrodomésticos, etc.